El nuevo formato del All-Star Game convence a los aficionados

El All Star Weekend de Los Ángeles llegó ayer a su fin tras la disputa del partido de las estrellas que inauguraba nuevo formato eliminando el tradicional Este contra Oeste. El experimento fue satisfactorio y los aficionados pudimos vibrar con este nuevo sistema de capitanías.

El Team LeBron se impuso al Team Stephen en un partido vibrante que no se decidió hasta la última jugada (148-145). Vimos a los jugadores más serios que en ediciones anteriores y eso los seguidores lo agradecemos. Claro ejemplo de ello fue la última jugada cuando los pupilos de LeBron con una gran defensa impidieron que el partido se fuera a la prórroga.

LeBron James fue nombrado MVP del choque al liderar la remontada (llegaron a estar 15 puntos abajo) con 29 puntos, 10 rebotes y 8 asistencias. Otros destacados  fueron DeMar DeRozan y Damian Lillard con 21 tantos cada uno.

Desde luego fue el mejor evento de este fin de semana de las estrellas donde vivimos un partido de rookies nefasto y unos concursos bastante simplones.



No hay comentarios:

Publicar un comentario