La pasión por el basket motivo de las expulsiones de Durant

El jugador de los Warriors achaca las expulsiones y las técnicas recibidas a la pasión que pone durante los partidos y lo poco que le gusta hincar la rodilla.

“Es solo parte de la evolución por la que estoy pasando. Seré el primero en admitir que no soy perfecto. No tengo todas las respuestas. Probablemente en verano me tomé un tiempo para evaluarlo: ‘Bien. Vamos a ver cómo minimizar esto un poco’. Pero me siento cómodo compartiendo esto porque lo único que me importa es eso.

Me encanta este juego y haré todo lo que pueda para ayudar a mi equipo a volver a donde estábamos el año pasado. Por eso estoy emocionado. Es por eso que estás viendo esta pasión. Antes, solía importarme tanto el juego como el estilo de vida. Ahora, todo lo que me importa es mi amor por el juego y su pureza. Este soy yo.

Son solo mis emociones y mi pasión por el juego. Después de ganar ese campeonato, aprendí que muchas cosas no habían cambiado. Pensé que llenaría un cierto vacío. No fue así. Fue entonces cuando me di cuenta en el receso de la temporada que lo único que importa es este juego y cuánto trabajo le dedicas. Todo lo que está fuera de la cancha, las redes sociales, la percepción, no es importante. Lo que dice la gente, cómo lo ven, no es importante.

Lo que hicimos en equipo fue especial, y quiero experimentar eso de nuevo. Mi amor y pasión por el juego han florecido porque entiendo que de eso se trata. Estoy vertiendo toda mi sed en este juego. Pero sé que tengo que mantenerme bajo control, y lo haré”.

No hay comentarios