El vestuario de los Bulls es un hervidero

Se ha conocido que varios jugadores de la plantilla de los Bulls planeaban dejar plantado a Jim Boylen en el primer entrenamiento del equipo tras la bochornosa derrota ante Boston Celtics por 133-77. Al parecer fueron los veteranos quienes pusieron un poco de coherencia en el asunto preparando una reunión entre ellos sin técnicos de por medio.

La salida de Fred Hoiberg y el nombramiento de "su poli malo", Jim Boylen, no ha hecho más que acrecentar los problemas que existen en la legendaria franquicia de Illinois.

No hay comentarios