Los Sixers cortan la racha de 11 triunfos seguidos de los Warriors

DeMarcus Cousins demostró ayer que aún le falta mucho para poder competir de tú a tú con los mejores pivots de la liga al sufrir el vendaval de Joel Embiid en su debut en el Oracle Arena. El cameruneses hizo lo que quiso con Boggie al que dejó en unos pírricos 7 tantos dominando la pintura con 26 puntos, 20 rebotes, 5 asistencias y 2 robos.

Los Warriors vieron cortada su racha de 11 victorias consecutivas a pesar de los 41 tantos (10 triples) de Stephen Curry. Un parcial de 42-26 en el tercer cuarto fue crucial para el devenir de un encuentro que terminó 113-104.

Destacar también las actuaciones de Ben Simmons y Kevin Durant con 26 y 25 tantos respectivamente.



No hay comentarios